Experiencias cooperativas nuevas y reactivadas

El miércoles 25 de setiembre, se realizó el encuentro denominado "Emprendimientos Asociativos reactivados" en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Doce cooperativas de todo el país presentaron sus experiencias. Participaron, la Cooperativa Agraria Limitada Uruguaya de Productores de Cerdos (Caluprocerd), la Cooperativa Agraria de Productores Rurales Unidos de San Antonio (Coaprusa), Conacotex, los molinos Florida y Santa Rosa, Coleme, las cooperativas sociales de Juan Lacaze (Camicoop, Seicoop, Coserva, Coopman), el Movimiento Nacional de Ladrilleros y la Sociedad de Fomento Rural de Colonia 18 de julio.

Durante la actividad hicieron uso de la palabra el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro; el subdirector Nacional de Empleo e integrante del Consejo Directivo de Inefop, Fernando Figueredo; el presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), Gustavo Bernini; y la presidenta de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop), Graciela Fernández.

El ministro Ernesto Murro destacó que al día de hoy se han podido recuperar unas 200 empresas gestionadas por los trabajadores, que generan unos 6.000 puestos de trabajo.

"Hay experiencias en cooperativismo que es necesario que se conozcan, en el sector rural, industrial y de servicios, porque creo que, bien hecho, el cooperativismo aporta mucho al desarrollo del país", aseguró Murro.

El ministro reconoció que la selección de estos nueve emprendimientos es solamente una muestra de la cantidad de experiencias asociativas exitosas en el país, y lamentó que cuando a las empresas cierran "son noticia", pero cuando logran reabrir como cooperativas "nunca son noticia".

"Coleme hace un año atrás estaba fundida. El Molino de Florida hace un año atrás estaba en quiebra", y hoy "son ejemplos" que lograron recuperarse con el apoyo del Ministerio de Industria, Ministerio de Trabajo, Inacoop y BROU, manifestó el jerarca.

"Decidimos compartir estas experiencias porque sabemos que, para algunos, cooperativismo, solidaridad, empresas recuperadas por los trabajadores son malas palabras. Y ustedes han demostrado esta tarde que esas cosas no solo son buenos conceptos, sino que son objetivos e ideales que debemos seguir persiguiendo y mejorando cada día", subrayó.

Por su parte, el presidente del Inacoop, Gustavo Bernini, sostuvo que "solamente a partir de una política pública activa que tenga como objetivo estratégico el desarrollo del país, con crecimiento económico y equidad a la hora de distribuir sus recursos, se puede llegar a prosperar e incluir a todos los que están acá y a todos los que no están acá, pero que sabemos que están en la vereda, en el campo, en las ciudades y en cada pueblo".

La presidenta de Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop), Graciela Fernández, en tanto, remarcó la importancia del asociativismo y las expresiones de la economía social.

"En su totalidad tienen una traducción clarísima: el centro es la persona. Dejo lo individual y empiezo a entender lo colectivo, y para todo eso necesito que se den cuenta de lo que somos, que se den cuenta de nuestra identidad, y para eso necesitamos eso en la traducción de las políticas públicas", subrayó.

A continuación, compartimos una síntesis de lo expuesto por los representantes de cada uno de los emprendimientos.

COLEME

Fundada en 1932, la Cooperativa de Lechería de Melo (Coleme) es el empredimiento de producción lechera más antigoa del país.

Hace algunos años comenzó a vivir una crisis que ponía en peligro su sustentabilidad. Producto de ello, se redujo la plantilla de trabajadores a la mitad con envíos al seguro de paro y despidos en algunos casos.

Luego de un largo proceso de trabajo, el emprendimiento pudo recuperarse con el apoyo y la "sensibilidad de todos los actores del sistema políticos", y de instituciones estatales como Inale, Inacoop, Inefop, Procoop, Banco República, ANEP, Bromatología, Dinama, DGI, Ministerios y también Conaprole con Prolesa, señaló el presidente de Coleme, Eduardo Tornaría.

Para ello, fue fundamental "cambiar la lógica del enfrentamiento por la lógica de la colaboración, que nos permitió escucharnos unos a otros y a partir de ahí construir una solución", sostuvo.

Movimiento Nacional de Ladrilleros

Fundado el 17 de noviembre de 1999, el Movimiento Nacional de Ladrilleros del Uruguay abarca a más de 14 mil trabajadores y trabajadoras a nivel nacional.

Eduardo Romero, expresidente e integrante del movimiento, recordó los diferentes desafíos que los pequeños productores del sector debieron enfrentar a lo largo de estos años, y destacó en especial la conquista del ingreso de los ladrilleros a la seguridad social.

"Por suerte en el 2007 sacamos esa resolución. Gentilmente Ernesto Murro, presidente del BPS en su momento, siempre nos escuchó, nos invitó a ser nosotros los que proponíamos en base a nuestras realidades", destacó.

Romero repasó además el reciente acuerdo alcanzado con Fundasol e INEFOP, que tendrá como resultado en poco tiempo la construcción del primer horno ecoeficiente para la producción de ladrillos artesanales en el país, y el entendimiento logrado con la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM).

"Entre Rivera y los compañeros de Florida ya a nivel nacional andan en el entorno de los cuatro millones de ladrillos que se están colocando en FUCVAM. ¡Algo impensado!", destacó Romero.

CALUPROCERD

La Cooperativa Agraria Limitada Uruguaya de Productores de Cerdos (CALUPROCERD) es una cooperativa nueva que se fundó "por necesidad porque si no desapareceríamos del mercado", señaló por su parte Fernando Andrade, presidente de la Asociación Uruguaya de Productores de Cerdos.

"Hoy con esta herramienta tenemos 358 productores que participan en todo el país, una venta importante, y cada vez más desafíos", señaló.

"Tenemos una ley, la 19.292, que para nosotros es fundamental que se cumpla. Esta cooperativa quiere cobijar a todos los productores de cerdo del país, seguir creciendo, y para eso precisamos más mercado", agregó Andrade.

Cooperativas de Juan Lacaze

CAMICOOP, SEICOOP, COSERVA y COOPMAN fueron las cuatro cooperativas de Juan Lacaze presentes en el evento, que se desempeñan en los rubros de limpieza, mantenimiento integral, camilleros y áreas verdes.

Estos emprendimientos surgieron tras el cierre de FANAPEL y a través del trabajo realizado en conjunto con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, recordó Marcelo Laport, representantes de las cooperativas.

Las capacitaciones de INEFOP a más de 300 trabajadores, fueron "un gran aporte", sostuvo por su parte Ramón Páez, integrante de COOPMAN

"Nosotros pudimos capacitar a operarios de máquinas para que se pudieran convertir en choferes de ómnibus, en choferes de cargas peligrosas, en logística. Lo más aventurados estuvimos acá en el LATU haciendo mecatrónica", señaló.

Daniel (no tenemos apellido), representante de CAMICOOP destacó por su parte que la cooperativa logró formarse gracias "a la solidaridad y el esfuerzo de todos". "Gracias a la capacitación de Inefop contamos con un equipo solidario y dinámico", añadió.

CONACOTEX

La Cooperativa Conacotex está conformada por un grupo de extrabajadoras de la fábrica de vestimenta Eve