Miles de cooperativistas uruguayos demuestran su resiliencia frente a la emergencia sanitaria y las dificultades económicas

8 Jul 2020

Las especiales circunstancias que el mundo transita hoy con la pandemia, hacen prestar mayor atención a las herramientas que los colectivos encuentran para salir de la crisis, y allí las cooperativas están en primera línea.

 

En palabras del presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo, Martín Fernández, “el cooperativismo será parte de la solución y no del problema. Será parte de la salida de esta difícil situación que tendrán que afrontar muchos uruguayos”.

 

Incidencia del trabajo cooperativo en el desarrollo país

 

Las cooperativas han demostrado ser especialmente resilientes ante crisis económicas, y esta situación de emergencia no es la excepción. Solo el 5.7% de las cooperativas registradas en el BPS solicitaron el subsidio por desempleo en abril (siendo el mes con mayores solicitudes), y la causal mayoritaria ha sido la suspensión o la reducción horaria, frente al despido que solo alcanza al 10% de las solicitudes.

 

Según un estudio realizado por el Instituto Nacional del Cooperativismo (INACOOP) y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), presentado en febrero de 2020, se pudo determinar que casi 23.000 uruguayos trabajan en cooperativas, y aportan al país desde ese lugar. Es importante recordar que la cantidad de cooperativistas excede ampliamente este número, ya que los puestos de trabajo no contemplan a los socios de cooperativas de vivienda, de ahorro y crédito o de consumo, que mantienen vínculos societarios con sus cooperativas y utilizan sus servicios, pero que no trabajan directamente en ellas.

 

El estudio se realizó sobre las clases cooperativas de trabajo, consumo, agrarias, vivienda, sociales y de artistas. Estas modalidades comprenden a unas 3.267 cooperativas activas en BPS. Entre los datos recabados, podemos destacar que unos 9.100 empleos corresponden a las 438 cooperativas de trabajo, 4.600 personas trabajan asociadas a las 247 cooperativas sociales, en tanto que por mes las cooperativas de artistas representan unos 1.600 trabajadores aportantes a la seguridad social. Las cooperativas agrarias registran 3.800 puestos de trabajo. En tanto, las cooperativas de vivienda y las de consumo representan 1.600 y 1.100 trabajadores respectivamente.

 

Vale indicar que estos números contabilizan únicamente el empleo directo generado por las cooperativas, no considerando, por ejemplo, los productores que remiten mercadería a cooperativas agrarias que industrializan o comercian al por mayor la materia prima. En el caso de las cooperativas de vivienda en construcción, no se contabiliza el aporte de trabajo de los socios ni el trabajo indirecto generado mediante la contratación de empresas. Por último, vale mencionar que en las cooperativas de artistas (que aportan únicamente por los períodos efectivos de actividad), la cantidad total de socios asciende a unos 13.700 trabajadores, valor ampliamente superior al dato mensual tomado para el informe.

 

Acciones solidarias desde el cooperativismo

 

En un contexto en el que se detuvieron muchas actividades a causa de la pandemia, las cooperativas han desarrollado diversas acciones solidarias. En búsqueda de enfrentar las dificultades que el receso de la economía ha significado, han profundizado la intercooperación como forma de encontrar alternativas.

 

Las cooperativas de trabajo se han organizado en coordinación con las cooperativas agrarias para realizar donaciones al Fondo Corona Virus. Además, en coordinación con Cooperativas de Ahorro y Crédito, se busca atender a la población nacional más vulnerable. Ejemplo de ello es la acción Movida Verde, llevada adelante por FUCAC.

 

Por otra parte, Sociedades de Fomento Rural de varias partes del país colaboran con canastas de bajo costo para que diversas familias accedan a alimentos de calidad.

 

Asimismo, a través del Sistema Integrado de Cooperativismo de Consumo (Sí Coop) se consiguió el armado de canastas con productos a precios considerablemente por debajo de los costos del mercado. Estas canastas son elaboradas con muchos de los productos de las cooperativas de trabajo y se distribuyen a los socios de la Federación de Cooperativas de Vivienda de Usuarios por Ahorro Previo (FECOVI) y próximamente también de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Viviendas por Ayuda Mutua (FUCVAM).

 

Está demostrado que en un contexto donde surgen dificultades, las cooperativas de todos los sectores están activas y se organizan para cooperar entre sí, probando una vez más su incidencia en el desarrollo del país.   

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Nuevos procedimientos para la presentación de Declaraciones Juradas

March 4, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square